Guias

¿Qué es el delid y para qué sirve?

El delid, es una práctica en donde cambiamos el TIM (llamado así por sus siglas en inglés Themal Interfase Material), y se ha convertido en todo un enigma para las personas que escuchan por primera vez su nombre, y quizás ese sea el motivo por el que estas aquí, si es así, pues has llegado al lugar correcto, ya que nosotros te vamos a aclarar tus dudas referentes a esa tan controversial pregunta ¿Qué es el delid y para qué sirve?

Vamos a responderte esta pregunta en dos partes, primero vamos a decirte qué es el delid y luego te diremos para que sirve; para que de esta manera no tengas ningún tipo de problemas al captar todo lo que tratamos de decirte en este artículo pensado para ti.

¿Qué es el delid?

Aunque ciertamente es algo difícil entender qué es el delid de buenas a primeras, no quiere decir que no podamos darte una buena explicación en este artículo. Un delid no es un objeto como tal, sino una práctica, la cual consiste en destapar un procesador o (CPU) para luego proceder a cambiar la interfaz térmicas o TIM (Themal Interfase Material), el cual se encuentra dentro del chip de silicio (DIE) y el metal protector que lo recubre (Integrated Heat Spreader o IHS).

¿Por qué hacer el delid?

Lamentablemente si un usuario común busca la manera de reducir la temperatura que marca su procesador con cualquier práctica puede obtener mejoras de entre 10°C a 25°C, según el TIM que se esté utilizando, lo cual le da al usuario un margen mayor de overclocking, lo que sería nuestro único propósito al realizar este tipo de práctica.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que si no quieres hacer el overclock, y a la vez no tienes un buen sistema de refrigeración como Water Cooling  AIO, o algún otro disipador de calor de alta gama, no deberían realizar el delid bajo ningún contexto, ya que para ejecutarlo tendremos que utilizar los valores predeterminados de fábrica, por lo cual no tendría ni sentido hacerlo. Es cierto que en la actualidad ya poseemos dispositivos que pueden hacer delid (lo que reduciría a cero el riesgo de dañarlo por completo), igualmente se tienen que tener las previsiones necesarias a la hora de realizar una instalación, lo que a la vez podría afectar de manera negativa el precio de reventa del equipo cuando se quiera actualizar.

¿Para qué sirve el delid?

El hacer delid tiene sus pros y sus contras, ya que haciendo esto podemos reducir unos 10°C de la temperatura media que marca nuestro procesador, y cuando cambiamos nuestro TIM podemos mejorar la superficie de contacto entre el silicio de los núcleos y la superficie metálica protectora. Claro, que esto es algo que realizan los overclockers expertos, los cuales cuentan con años de experiencia llegando a realizar delid muchas veces.

¿Cómo se hace el delid?

Hacer el delid es algo más complicado de lo que suena, sin embargo, no es algo imposible de hacer. Aquí te dejo un pequeño paso a paso para que te guíes y todo te salga bien en esta práctica.

  • Si lo deseas puedes realizar un lapping o pulido al CPU, ya que esto podrá mejorar la superficie que apoya toda la estructura, por lo que tendrás algunos grados de mejora.
  • Si decidiste pulir tu CPU ahora tienes que remover el TIM que trae desde fábrica.
  • Luego de eso tienes que quitar la goma negra en dirección hacia el pegamento que está entre el metal protector que lo recubre (Integrated Heat Spreader o IHS) y el chip.
  • Ahora tienes que pulir un poco la parte de adentro del IHS.
  • Tienes que hacer lo mismo con la parte externa, la cual verás porque hace contacto con el disipador del CPU.
  • Ahora debes cambiar el TIM en el chip.
  • Lo colocas.
  • Y de nuevo insertas el Liquid Pro por fuera del IHS.

¿Existen riesgos a la hora de hacer delid?

Puede que hasta ahora estés entusiasmado por empezar tu delid, pero tienes que tener en cuenta que esta práctica tiene riesgos serios, ya que podrías romper el procesador y perder tu dinero, porque es cierto que ni Intel ni AMD se hacen responsables de lo que ocurra con los procesadores que se someten a este tipo de práctica y terminan con algún tipo de daño.

Hay muchas cosas que podrían salir mal, lo primero sería que se te escape la cuchilla y llegues a raspar el chip del procesador, por lo que podría dañarse y quedaría totalmente inútil para nosotros.

Lo segundo podría ser que dañemos la PCB, mejor conocida como la placa dónde va integrado el mismo, ya que podría salir dañado y nos daría serios problemas de rendimiento. Este chip del procesador muchas veces se encuentra rodeado o acompañado de componentes más pequeños, como condensadores de estado sólido o resistencias, y si estas son dañadas se podría dañar el procesador.

Todo esto podría suceder en tal caso de que la cubierta metálica no este soldada directamente al chip de silicio, lo cual pasa en muchos procesadores. Si esto sucede de esta manera y no tenemos conocimiento de esto, podría ocasionarse el rompimiento del procesador al jalar la cubierta, y si este es tu caso entonces tendrías que calentar el encapsulado metálico de manera sumamente precisa, lo que podría llegar a dificultar aún más hacer el delid. Es por este tipo de situaciones que si no estás del todo seguro en realizar el delid, o si no sabes bien cómo hacerlo, o no puedes darte el lujo de perder por completo tu procesador, no deberías hacer esta práctica, a menos que estés con un experto o tú mismo puedas hacerlo.

La mayoría de los expertos que realizan este tipo de práctica suelen tener mucha experiencia, ya que llevan haciendo esto del delid desde hace mucho tiempo convirtiéndolo en casi un hábito, sin embargo, a pesar de que poseen experiencia, puede resultarles algo mal, como romper el procesador, por ejemplo.

Sin embargo, muchos de ellos tienen garantía porque trabajan con los fabricantes de manera directa y si ellos rompen uno el fabricante se los repondrá sin ningún tipo de inconveniente, pero esto podría ser un gran problema para un usuario común y corriente, ya que si dañan su procesador no les quedará otra opción más que comprar uno nuevo. Aunque existen muchas prácticas que aseguran tu procesador en el mundo del hardware como el conocido overcloking, la cual te permite regresar a las frecuencias de serie del producto de una forma más fácil; si dañas el silicio del procesador no tendrás ningún tipo de oportunidad de recuperarlo.